¿Cómo funciona?
5.0 1 54 0
18.06.2020

Retro Review Dragon Age: Origins - Parte V

Por supuesto, Dragon Age, como todo juego de rol, no solo es explorar y conversar o ganar influencia con los demás. Tambien hay combate y puede llegar a ser bastante intenso. Existe el fuego amigo en el caso de la magia o habilidades de área, así que la gestión y microgestión del combate es muy importante. Los combates se alternan en tiempo real con pausas tácticas y puedes controlar a todos los personajes para desarrollar el combate a tu conveniencia y con vuestras tácticas. Sin embargo, existen preferencias de combate para influir en la IA de los personajes cuando no los controlas. Por ejemplo, beber una poción curativa cuando la salud este por debajo del 50% o sanar un compañero cuando la salud este por debajo del 25% son un ejemplo, Otro ejemplo es atacar al enemigo que este atacando al mago, o rematar con un conjuro a un enemigo con un porcentaje de vida menor o igual al 25% las posibilidades varían y son bastante personalizables. Al menos en la versión de PC, es muy importante la táctica y la correcta gestión de los combates.

Esto puede llegar a ser más complicado en consolas con el uso de un mando. Existen también combinaciones de tácticas entre clases y los magos pueden combinar hechizos para hacerlos más mortíferos, por ejemplo. Combinando un conjuro de grasa con uno de fuego. Algo que siempre me molesto del juego, aunque es una pequeña minucia, es el hecho de que la inteligencia artificial a veces hace lo que quiere y se sobrepone a tus comandos con descaro. Un ejemplo seria cuando quieres llevar a un personaje con arco, gasta talentos en arco, dispones tácticas con arco y aun así el personaje se empeña en entrar en combate cuerpo a cuerpo. A veces los personajes corren sin parar, activando trampas o metiéndose de lleno entre multitud de enemigos, actitudes propias de un muñeco sin inteligencia, por lo que debes estar muy pendiente de que no hagan estupideces por así decirlo, algunos incluso prefieren desactivar por completo la IA, yo tengo un método de equilibrio entre ambas, gestionando con la pausa táctica los movimientos y acciones de cada uno con cuidado.

Pero no te engañes, tener un grupo bien formado y equilibrado de personajes, es lo que hace de los combates algo real y divertido. Complementar las habilidades tanque de Alistair con la inspiración de Leliana y sus ataques que lisian a al enemigo, mientras Morrigan los hace añicos con sus conjuros es un buen ejemplo de tácticas iniciales e incluso tardías del juego. Las batallas son muy intensas, algunas muy sencillas y otras muy difíciles. La sangre es un elemento recurrente (a veces de hecho exagerado), así como la violencia que se genera en cada batalla, en algunos casos pueden ver como un golpe critico cercena la cabeza de un enemigo por poner un ejemplo. En donde no solo encontraras engendros tenebrosos, también asesinos, monstruos e incluso demonios del velo. A medida que te vas acercando al final y subiendo de nivel, muchas de estas batallas pueden resultar muy fáciles, pues los enemigos no escalan en poder a tu nivel. El juego lo compensa sacando cantidad absurdas de enemigos especialmente en el final, aunque no te engañes. Una mala gestión pude hacer que pierdas una batalla que podría haber sido sencilla.

5.0 (1)
Autor Gwyn
Artículos interesantes
Chat