¿Cómo funciona?
5.0 4 258 0
02.05.2019

Review Sekiro Shadows Twice - Parte V

Pero aquí no queda la cosa, pues se complica aún más, cada vez que mueras aumenta la posibilidad de extender algo llamado “Dracogripe” y como morirás muchas veces es inevitable. Esta enfermedad se extenderá por todos los PNJ (personajes no jugadores) cuanto más se extienda, menos probabilidades tendremos de recibir esa Ayuda Invisible a la vez que recibimos esencia de gripe, esto se puede paliar de cierta forma y con cierto proceso, pero no es definitivo y la enfermedad puede volver a extenderse, el problema viene cuando te das cuenta de que la forma de paliarlo no es ilimitada, por lo que solo podrás hacerlo algunas veces.


Esto es un claro recordatorio de que todavía existen consecuencias por morir, sin embargo, existen formas de depositar el dinero acumulado y, si hemos invertido la experiencia antes de morir, alcanzando ciertos topes, en habilidades. El peligro de perdida es disminuido, pues solo perderemos lo que hayamos acumulado en un pequeño tramo y no toda la partida (lo cual sí que sería extenuante) Al comienzo, no lo tenía muy claro, pero una vez lo comprendí, acepte que morir significaba perder la mitad de la experiencia y el dinero, que no había invertido o guardado. Por lo que de cierta forma nunca me llego a molestar de más el morir (y es que morirás). Así que la perdida es culpa del jugador y no del juego, debes saber muy bien cuando y como es aconsejable resucitar o regresar al ídolo. Lo cierto es que, una vez te introduces en las mecánicas y bailas al ritmo del universo de Sekiro, te adaptas bastante bien. A la larga, como jugador y teniendo en cuenta las consecuencias de tus decisiones, debes analizar si vale la pena resucitar en el lugar o regresar al ídolo, muchas veces resucitar en el lugar está justificado si la pelea no está del todo perdida. Teniendo en cuenta no solo el estado del oponente, si no el tuyo y los elementos curativos con los que cuentas. Sekiro es un juego de ensayo y error, pero más táctico y donde cada vez debes aprender más.

A todo lo anteriormente mencionado debemos hacer énfasis en los trucos del lobo, en relación a sus predecesores, pues es inevitable compararlo con el Soulsborne, la progresión en Sekiro es bastante optimizada y compleja. Aquí no hay atributos o números que al subir aumenten el poder, la fuerza o la destreza. La vitalidad y el poder de ataque, es decir el daño que hacemos, solo aumenta a medida que se recibe y gasta los elementos clave que se ganan derrotando a los jefes y enemigos únicos. No hay una gran paleta de armas que acumular y encontrar, para poder escoger. No hay armaduras en galerías. Durante todo el juego usaras tu confiable y fiel katana y llevaras el mismo atuendo. Pues se enfatiza en mejorar lo que ya tienes, no en buscar otra arma o una armadura. Esto no quiere decir que no debas encontrar nada, pues el éxito de la exploración, se convierte ahora en la divertida y variada funcionalidad del brazo protésico, agregando herramientas a la prótesis de Shinobi. Por lo que a la larga si encontraremos nuevas mecánicas que añadir a nuestro personaje, pero en un enfoque distinto. Entre las herramientas tendremos, por ejemplo, la habilidad de lanzar Shurikens o de usar un abanico metálico a modo de escudo, petardos para ahuyentar a las bestias y hasta un lanzallamas. Debes tener en cuenta que estas habilidades no se pueden usar constantemente y necesitan emblemas de espíritu, un objeto especial que se recupera comprándolas o consiguiéndolas, para poder activar las herramientas.

Estos artilugios deben ser primero encontrados y luego actualizado con el escultor. Son herramientas poderosas, que te dan muchas opciones pero que deben ser usadas con sabiduría. Algunas herramientas son más universales y otras solo para momentos específicos. La herramientas además se pueden mejorar con sus propios arboles de actualización que requieren de ciertos recursos para construirlos, pero producen una mejora y por consiguiente una mayor efectividad de dicha herramienta. En lugar de comprar o gastar puntos en atributos, la experiencia que ganas se cobra en puntos de habilidad, que gastas en un árbol de habilidades, de varias páginas que permite desbloquear técnicas y habilidades pasivas. Como, por ejemplo, ser más sigiloso, recuperar salud al atacar y un gran etc. En cuanto a las técnicas o habilidades activas, hay una gran variedad y se puede construir una gran variedad de maniobras de combate, como una sucesión rápida de cortes o un único golpe más contundente. La cantidad es asombrosa y no tendrás excusa para aburrirte creando tu build perfecta. Todo dependiendo de la situación, el enemigo y el lugar. Cuando actualizas las herramientas y la combinas con las habilidades pasivas y activas, pueden ser combinaciones realmente útiles y devastadoras, de una manera que es bastante flexible, creando una sinergia entre factores y haciéndolo muy divertido.

5.0 (4)
Autor Gwyn
Artículos interesantes
Chat