¿Cómo funciona?
5.0 1 21 0
08.09.2021

Retro Review Dragon Age II: La Marca de la Asesina - Parte III

Una vez hayas pasado la fase de caza, vendrá la parte de la fiesta que es muy divertida y es bastante refrescante, tendrás nuevas mecánicas y nuevas formas de solucionar las cosas, podremos hablar con todos los invitados, recabar información y convertir todo en una farsa de agente secreto, que variara mucho dependiendo de la personalidad de tu Hawke, que, por cierto, con el Hawke humorístico, es crema pura. La idea es infiltrarse en el castillo durante la fiesta para robar la joya de la cámara de seguridad. Tendremos que ingeniárnosla, hablar con los sirvientes, los guardias, los demás nobles, algunos variaran dependiendo el acto en diálogos, algunos estarán o no estarán si importaste una partida de Dragon Age: Origins. Habra algunos cameos interesantes, otros datos curiosos y lo mejor te ofrecerán una gran cantidad de información, puestos tambien, podremos sabotear de cierta manera la fiesta y todo el complejo si queremos. En esta parte si queremos podemos intentar enamorar a Tallis, es posible, aunque no llegara a mucho, habrá diálogos interesantes, eso siempre y cuando no tengamos otro romance ya en marcha, por otro lado, si lo tenemos y llevamos a nuestras parejas se pondrá celosos.

Tras entrar al castillo, no tenemos por qué matar a todo el mundo, en vez de eso, podremos ir en sigilo, escondiéndonos y distrayendo a los guardias con nuevas mecánicas, bastante entretenidas, aquí podremos hacer otras misiones secundarias también, revisar información en cuadros, libros, oír conversaciones interesantes de los criados y ver algunos trofeos llamativos. Oír cosas como que el queso sabe a dolor, a miseria o a desesperación, es totalmente ridículo también, pero de cierta forma divertido. A la final, debemos abrir la cámara del tesoro, pero como siempre no sale todo como se espera, no hay joya, ni Tallis es quien dice y al parecer el Duque nos tenía ya en la mira. Aunque, “El Corazón de Muchos” sí que existe, no es una joya, ni un gran diamante y se nos revela que la elfa que nos ha acompañado todo este tiempo es una Qunari… ¿Cómo? ¿Qué? Pues claro, si algo nos enseñó este Dragon Age, es que el Qun es una religión, no una raza. Y Tallis es una Ben-Hassrath, una espía Qunari de alto rango, es algo similar a una policía secreta. (Me encanta el lore de este juego) No so confundáis, la raza predominante, es decir la que vio nacer el Qun, son los Kossit (los grandes con cuernos) como nuestro viejo amigo Sten (que en realidad es un título).

Una gran parte del lore y la trama de Dragon Age II, de por si nos revela mucho del Qun, esto nos situa en que, si estamos en el acto III y ya hemos “tratado” con el Arishock, Tallis nos los dirá, además de que, si estábamos en buenos términos con el mismo, Hawke será “Basalit-an “Alguien digno de respeto para el Qun. Por lo que los diálogos varian bastante al respecto, si vamos en el acto I es imposible serlo, mientras que es posible serlo en el acto II si hemos hecho ciertas cosas ya. Esto no cambia nada más, pero es interesante. Tallis nos contara más cosas sobre el Qun y su visión de la misma, que no es necesariamente mala. Y nos volverá a pedir ayuda, esta vez de forma sincera, para recuperar el “Corazón de Muchos” que no es una joya, pero es bastante importante, no voy a revelar que es, para no spoilear. Por supuesto puedes responder según tu forma de juego, a la larga los compañeros que hayas llevado te rescataran o lo intentaran, para salir se te dan una serie de desafíos y puzles bastante bien logrados y algunas misiones secundarias de esta fase, incluidas las de compañeros que se desarrollen en este lugar y dependiendo de a quien llevaras, hay una de Isabela bastante buena.

5.0 (1)
Autor Gwyn
Artículos interesantes
Chat