¿Cómo funciona?
5.0 3 268 0
04.05.2019

Review Sekiro Shadows Twice - Parte VI (Final)

Sekiro, además varia de sus predecesores, al involucrar al jugador con un Lobo solitario, estaremos solos y el juego es una experiencia de un solo jugador. Esto claro está, tiene sus ventajas y sus desventajas. Uno de los puntos fuertes de los juegos de la saga Souls es el multijugador. En Sekiro es inexistente. Al no haber multijugador, puedes detener la partida cuando gustes. Por primera vez podremos pausar el juego en medio de batalla contra un jefe, si bien no nos supone una gran ventaja, esta pausa táctica nos permite buscar en el inventario o analizar la situación, cosa que no se podría hacer por ejemplo en Dark Souls. A cambio, no tendrás nada que te guie ni ayuda de ningún tipo. Es una experiencia en solitario y como tal te sumerge de lleno en la aventura, en el lore y en el ambiente. Pero le resta ese miedo nato que nos deja, por ejemplo, la posibilidad de que nos invada otro jugador, una de las grandes desventajas que esto supone es la ausencia total de juego cooperativo y por tanto de PVP, lo que parece una pérdida del nuevo énfasis en el combate, la variedad de combos, habilidades y técnicas. Esto también nos da un personaje prehecho, que es quien es y no se puede cambiar. Lobo es Lobo y no podremos personalizarlo de ninguna forma. Por otro lado, es menos “inhumano” habla, da su opinión y parece tener una personalidad marcada.

La atmósfera del juego, es rica en detalles, inmediatamente te transporta a un Japón feudal, la historia es más directa y menos enrevesada que otros juegos de esta compañía. Eres un Shinobi eterno y debes seguir las ordenes de tú señor. Esto sin embargo lo hace de cierta forma más lineal en las tareas que se nos encomiendan. Los personajes que te encuentras pueden guiarte y decirte exactamente que debes hacer. Hay muchas pistas y sugerencias en todo el mundo de Ashina que te permiten sacar conclusiones correctas, es menos impersonal y más real. No debes reflexionar sobre qué hacer o a donde ir, o si puedo ir primero a este lugar o a otro. Esto no es algo que sea malo en realidad, pero la mayor parte del tiempo se hace lo que te dicen los demás y no lo que yo o tú quisiera hacer, descubrir o decidir. Solo debía seguir ordenes, completar eventos y volver para recibir más órdenes. Todo en una sucesión, sin embargo, en cierto punto puedes comenzar a tomar ciertas decisiones que cambien el curso de la trama. Sekiro comienza como una obra más bien historica, basada un Japón antiguo realista, pero a lo largo de la travesía se convierte en algo más místico y sobrenatural. No hay nada malo en ello y de hecho es coherente, nadie es eterno ni inmortal es un mundo “normal” Ni si quiera en un Japón antiguo. Por ello bebe de la mitología y se fundamenta en esa idea, algo realmente apreciable es la inmensa belleza de los parajes que beben directamente de esos mitos, los mitos por lo general ensóbrense la historia real, siendo más positivos y satisfactorios. Momentos como revivir los recuerdos del pasado o enfrentar bestias fantásticas, nos ofrece una visión de un mundo que se extiende entre lo real o lo ficticio. Creando así un mundo variado, vivo, vibrante y majestuoso. Gráficamente hablando es una belleza, tanto el diseño de los personajes como su entorno y la banda sonora es apropiada para cada momento, cada lugar y cada acontecimiento.

Sekiro es, en general, una experiencia maravillosa, sencillamente espectacular. El mundo es mágico y conserva gran parte de su misterio, lo que lo hace realmente atractivo. Encontrarte con múltiples elementos, cada uno con algún tipo de propósito o sin ninguno aparente. Oír rumores sobre artefactos legendarios. O encontrar lugares secretos realmente maravillosos, Sekiro es un juego que, si bien tiene un estilo distinto a sus predecesores, encanta y encandila de la misma forma. Podras relacionarte y seguir la historia de diferentes NPC como la saga Souls. Todo se conjuga en una historia maravillosa, sazonada con elementos y sucesos aún por descubrir y varios finales que alcanzar con la excusa de comenzar esa nueva partida y el típico nuevo juego +. Sekiro además es por primera vez doblado a la vez que subtitulado. Te permite elegir si quieres oír las voces dobladas o conservar las originales, incluso en japonés.


En conclusión, Sekiro es una evolución beneficiosa de la formula ya conocida de From Software, combinando elementos de aventura y acción con sigilo, paciencia y suspenso. Un estilo de combate intenso y variado, con mecánicas diversas, elegantes e impecables que se conjugan en un mundo amplio y hermosos con libertad de movimientos nunca antes vista. Las herramientas con que cuentan son realmente flexibles, la experiencia es magistral, el ambiente sobrecogedor y no por ello pierde esa esencia característica de los juegos de su tipo. Es un nuevo giro, un soplo de aire fresco y una formula arriesgada que ha funcionado realmente bien y que sin lugar a dudas ha sido todo un éxito.

5.0 (3)
Autor Gwyn
Artículos interesantes
Chat